Yátova

booked.net
booked.net

Una puerta a la naturaleza

Yátova, situada en el corazón de la provincia, casi en su centro geográfico, está a 42 km aproximadamente de la ciudad de València. Tiene un extenso término de poco más de 120 km² y cuenta con tres grandes atractivos: naturaleza, gastronomía y patrimonio etnológico e histórico.

La tierra, su medio natural, desborda belleza: agua, rocas, flora y fauna forman una combinación que hace de su entorno un paisaje difícil de igualar. La recorren varios ríos: Magro, Mijares, Juanes.

El río Juanes, tras un corto recorrido, se precipita en una cascada de unos 20 metros de altura en la Cueva de las Palomas, de inigualable belleza. La naturaleza, el agua, ha trabajado la piedra con ganas aquí. El conjunto formado por el curso del río Juanes y la Cueva forman el Paraje Natural Municipal Río Juanes-Cueva de las Palomas. En la zona de la Cueva de las Palomas, junto a ella y contemplándola, hay una zona recreativa de acampada y de autocaravanas con los servicios básicos para hacer de los días de estancia en este rincón inigualable una experiencia única. La cercanía a la población permite, con un corto paseo, tener al alcance todos los comercios y servicios necesarios.

El Mijares, posiblemente el único río sin ninguna contaminación de la Comunitat Valenciana, pasa por tierras encantadoras y confluye en el Magro en un lugar privilegiado, la Junta de los Ríos. En el valle del Mijares, en la Finca Mijares de Yátova, se encuentra y se está desarrollando el proyecto y centro de referencia Campus Diversia. Y junto al río, el majestuoso Peñón de Mijares, una roca bellísima y elegante que no deja indiferente a nadie.

El Magro detiene su curso en una gran extensión de agua, el Pantano de Forata.  Y en él, aguas arriba del pantano, cerca del valle del Mijares, flora y fauna para disfrutar, entre otros puntos, en el Paraje Natural Municipal de Tabarla, un lugar mágico donde perderse y gozar de la naturaleza. Este paraje también alberga una área recreativa y zona de paelleros recientemente remodelada.

Son muchos los senderos que recorren este privilegiado enclave de Yátova y que permiten disfrutar de la naturaleza a toda la familia. Senderos homologados como el del Motrotón, el de la Cueva de las Palomas y el inigualable sendero de los Cucos, construcciones de piedra en seco realizadas por los antepasados de la localidad y que servían a agricultores, pastores y carboneros, tanto para guarda el “hato” que llevaban para comer, como para refugiarse ante una imprevista tormenta en el monte. Estos monumentos, valioso patrimonio de la población y dispersos por todo el término municipal, muestran el valor de la combinación de las manos y las piedras.

Placer gastronómico

La gastronomía está basada en los productos de proximidad, los mismos que agricultores y ganaderos trabajaban y recogían. Los platos típicos son abundantes: la torta de tajá, el rin-rán, el arroz negro de vendimia, la gachamiga, la olla de hierbas, el pisto, el mojete y el gazpacho yatovero con torta de pastor, así como dulces como los sanantonios, rollicos de anís, mantecados, rosegones etc. Sus embutidos artesanos son reconocidos por su calidad, destacando, entre otros, el “sangrigordo” y las “güeñas”.

Vestigios, los recuerdos inolvidables

Los vestigios íberos, abundantes en Yátova, tienen su máximo exponente en el Poblado Íbero del Pico de los Ajos, lugar donde se encontró la mayor colección de escritura íbera hallada hasta el momento. Actualmente, gracias al altruismo de vecinos y vecinas de la población, se pone a disposición del visitante la Colección Museográfica del municipio, reconocida por la Generalitat Valenciana,  junto a preciados objetos de la vida diaria de la gente de la población.

Su pasado árabe se refleja en el Pozo de la Nieve, posiblemente el único nevero situado dentro de un casco urbano y a menor altura sobre el nivel del mar dentro del arco mediterráneo. Una construcción que se ha conservado a lo largo del tiempo y que es capaz de trasladar a los personas que lo contemplan a épocas pasadas en las que la nieve hacía su presencia con frecuencia.

Deporte en un enclave único

Yátova presenta para la práctica de la equitación las instalaciones del picadero municipal, vallado, cuyo recinto es de unas dimensiones que lo hacen muy atractivo (20 m x40 m), siendo de los pocos municipales de la Comunitat y en el que, a buen seguro, el disfrute de esta práctica deportiva está garantizado. El lugar es ideal para programar paseos y rutas para las personas aficionadas a la equitación de exterior.

Técnicas artesanas de ayer y de hoy

La artesanía, entendida como “arte y técnica de elaborar objetos o productos a mano con aparatos sencillos y de manera tradicional” tiene en Yátova, entre las variadas actividades artesanas que se desarrollan, dos grandes referentes: el esparto y la arcilla.

El trabajo del esparto ha sido una actividad tradicional en la población que casi se había perdido. Gracias al interés de Rafael, vecino conocedor de esta técnica, y la colaboración del ayuntamiento, desde el año pasado es una realidad su recuperación, realizándose piezas de artesanía de gran valor por parte del nutrido grupo de asistentes al taller y asegurando, así, la supervivencia de esta artesanía. La arcilla, en manos de dos artesanos de la población, toma formas increíbles. Viqui, con una amplísima producción de piezas modernas, y Pepé Ricarte, destacando entre la extraordinaria y variada producción de piezas que realiza sus reproducciones del arte íbero, auténticas obras maestras.

Y es que, Yátova es un pueblo hospitalario y el visitante se encuentra a gusto, destacando la “confianza y cercanía” de sus gentes. El vecindario se integra en el amplio conjunto asociativo  y participa en todo tipo de actividades, tanto festivas como culturales. Además, cabe destacar la existencia de dos sociedades musicales premiadas en certámenes que hacen del municipio un referente cultural musical.

Pasear por el casco urbano, recorrer la calle del Arco y las cercanas remodeladas, visitar su Colección Museográfica, probar su gastronomía y disfrutar de su artesanía, son, entre otras, algunas de las muchas acciones que se pueden realizar en Yátova. Una localidad que representa el retorno a lo cercano y al espacio natural, descubriendo el placer de la quietud, gracias a la cual el paso del tiempo tiene otra consideración. Como dice su propia lema, “Yátova, puerta naturaleza”.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio