Segorbe, el talismán del Palancia

La ciudad atesora numerosos atractivos de corte histórico-cultural, y espacios naturales de gran belleza

booked.net
booked.net

Uno de los elementos más destacados de Segorbe es su catedral-basílica, la única existente en España de estilo neoclásico

Segorbe es una de esas poblaciones del interior de la Comunitat Valenciana que mejor se ha adaptado a los momentos de crisis y a las circunstancias económicas derivadas de ellos. De una economía basada en la agricultura y en el comercio se ha pasado a diversificar su oferta, con una apuesta decidida por el turismo sin abandonar totalmente sus recursos tradicionales, incorporando actividad industrial propiciada por la creación de dos polígonos industriales y el mantenimiento de dos empresas con más de 200 trabajadores cada una de ellas, que representan un sostén fuerte de la economía, con el respaldo también importante del sector servicios y del automóvil.

Para la ciudad siempre ha resultado fundamental el hecho de estar ubicada en el viejo Camino Real de Aragón, luego carretera N-234 de Sagunto a Burgos y ahora la Autovía Mudéjar (A-23) siendo la ciudad más importante comprendida en el triángulo formado por Castellón, Teruel y Valencia y lugar de paso obligado entre el País Vasco, Navarra, La Rioja y Aragón con la Comunitat. Así se explica que se haya podido mantener e incluso aumentar en población en torno a los 9.000 habitantes.

La ciudad de Segorbe acapara una de las ofertas turísticas más variadas e interesantes entre los pueblos de interior de la Comunitat Valenciana.

Los proyectos de rehabilitación patrimonial llevados a cabo en los últimos años (despejar las torres de construcciones anexas, rehabilitación del acueducto medieval, restauración de las murallas y del Fuerte de la Estrella, y la recuperación del patrimonio eclesiástico con la exposición de La Luz de las Imágenes) tenían también en el turismo su doble objetivo. Fruto de ello es una amplia oferta expositiva con siete centros museísticos, además de ofertas puntuales que ofrecen la Fundación Bancaja Segorbe y el Centro Cultural.

A ello se añaden los reconocimientos recibidos de la Administración a todos los niveles: Fiesta de Interés Turístico Autonómico, para la tradicional Feria de la Purísima; Fiestas de interés Turístico Nacional para las fiestas patronales; y Fiestas de Interés Turístico Internacional para la Entrada de Toros y Caballos que también es Bien de Interés Cultural y que hoy en día se mantiene como la imagen más representativa de la ciudad. Además, destaca su variada y excelente oferta gastronómica, un buen número de fuentes y manantiales, el río Palancia que discurre a los pies de la población, rutas senderistas por doquier, la vía verde Ojos Negros que atraviesa la comarca, y los parques naturales de las Sierras de Espadán y Calderona que flanquean el término.

Uno de los elementos más destacados de Segorbe es su catedral-basílica, la única existente en España de estilo neoclásico, aunque originalmente se construyó en época medieval como así lo atestigua su claustro gótico, su fachada principal y un conjunto de obras de arte considerado el segundo más importante de la Comunidad por su colección de pinturas de estilo gótico y renacentista.

Por la calles del recinto histórico se van intercalando portales, torres medievales, un acueducto de arcos ojivales, un buen lienzo de murallas y coronando todo ello, el Fuerte de la Estrella, que en la antigüedad sirvió de residencia a los reyes de Aragón y hoy acoge una singular fortificación que se terminó de construir una vez terminada la Tercera y última Guerra Carlista.

Entrada toros y caballos

Pero si hay algo que resalta de Segorbe por su popularidad es su singularísima Entrada de Toros y Caballos, que se celebra todos los días a las 2 de la tarde en la semana del 9 de septiembre. Toros y caballos lanzados a tumba abierta entre un pasillo donde el valor delimita el camino a seguir. Se trata del minuto más intensamente vivido entre las fiestas de la Comunidad Valenciana.

A este encierro está dedicado un centro de interpretación como también lo tienen las criptas de la Catedral y las torres medievales que completan la oferta con un museo dedicado al aceite, el Museo Municipal de Arqueología y Etnología y el Museo In Memorian dedicado a los personajes ilustres de la ciudad entre los que destacan el pintor José Camarón, el botánico Carlos Pau, la reina María de Luna, el ingeniero Julio Cervera y el ajedrecista Francesch Vicent.

Para acompañar todo ello, una excelente oferta gastronómica de cocina internacional y local a base de productos de los llamados Km.0 con variedad de carnes y embutidos, jamón serrano, arroces, cocinados con trufas y con setas, verduras, mermeladas y frutas del terreno, entre otros.

 

Dónde comer y dónde dormir

Algunos de los templos culinarios de la localidad donde disfrutar de la buena mesa son: Gastroadictos Ilusión, Ambigú, Casa Alba, La Senda de la brasa, El Palén, Restaurante María de Luna y Torrós.
Y en lo que respecta a oferta de alojamiento, cabe resaltar que el visitante puede encontrar buen número de establecimientos que se adaptan a todos los bolsillos. Entre ellos cabe mencionar el Hotel Spa Martín el Humano (de 4 estrellas), el
Hotel María de Luna (de 3 estrellas), el Hostal Millán, Hostal El Palén, Apartamentos La Belluga y una amplia oferta de casas rurales con mucho encanto.

Para mayor información se puede consultar las páginas web www.segorbe.es y www.turismosegorbe.es.

 

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio