Vinaròs, playas y calas de ensueño donde perderse

El litoral vinarocense cuenta con 12 km de costa

booked.net
booked.net

La población ofrece al turista un rico patrimonio cultural, natural e histórico y una gastronomía con el ‘llagostí’ al frente

Vinaròs, capital del Baix Maestrat, ofrece todas las posibilidades para disfrutar del mar con sus 12 km de costa, que se extienden desde el río Sénia hasta el barranco de Aiguadoliva. Un extenso litoral dividido en tres zonas diferenciadas: las calas de la costa norte, las playas del centro y las calas de la zona sur. Y la localidad cuenta con los distintivos de bandera azul para sus dos playas urbanas, la del Fortí y la de Fora Forat. Además, la campaña turística de la localidad lleva por lema Amar Vinaròs y en su página web www.amarvinaros.com puede encontrarse toda la información turística, así como en la turisme.vinaros.es. Las playas del Fortí y Fora del Forat, paralelas al paseo marítimo, y la playa del Clot, se extienden junto al centro urbano, conectando el puerto hasta el río Cervol. Amplias y de fácil acceso, disponen de una variada oferta de servicios.

  

La playa del Fortí es la playa más conocida y concurrida. Tiene 750 m de longitud, una anchura media de 40 m y es de arena fina. Se trata de una playa cien por cien accesible para personas con movilidad reducida. Aunque otras calas y playas de la localidad cuentan con rampas o condiciones que las hacen utilizables para personas con problemas de movilidad, la del Fortí, la de Fora Forat y la del Clot son las más preparadas para los usuarios con alguna discapacidad. Hay que tener en cuenta que los puntos de baño para personas con movilidad reducida, siempre y cuando se necesite asistencia por parte del servicio de salvamento y socorrismo, requieren de cita previa. En ellas, el Ayuntamiento ha instalado carteles informativos con códigos QR que dirigen al usuario a la web municipal. Y como Destino Turístico Inteligente, Vinaròs cuenta con servicio de wifi para que los usuarios puedan disfrutarlo en las playas y el paseo marítimo.Vinaròs también dispone de 22 pequeñas calas resguardadas entre las rocas, con su singular paisaje, sin duda una de las características que distinguen a la localidad. En la costa norte se encuentran muchas calas protegidas por pequeños acantilados, con típica vegetación costera mediterránea. Son de fácil acceso, ya que están señalizadas y cuentan con escaleras o rampas. Poseen la certificación medioambiental ISO 14001 otorgada por AENOR, garantizando su correcto mantenimiento, limpieza y respeto por el medio ambiente. En la costa norte se sitúa también el espacio natural de Sòl de Riu, donde se puede apreciar perfectamente cómo ha sido la costa durante cientos de años, antes del desarrollo urbanístico. El sendero puede recorrerse guiado por los paneles interpretativos sobre el mar Mediterráneo, les sénies, los cultivos, las especies botánicas existentes y las vistas paisajísticas del Delta del Ebro. En la costa sur, el Paseo de Ribera, es un excelente lugar para pasear o practicar ejercicio que vertebra toda esta zona de la costa y facilita el acceso a las calas de este entorno.

Demografía y economía

Vinaròs es un municipio de más de 28.000 habitantes y se encuentra a 79 km de la capital de provincia, Castellón, siendo la última localidad de la costa al norte de la Comunitat Valenciana. Según los datos publicados por el INE procedentes del padrón municipal, el 41,58% de los habitantes empadronados han nacido en dicho municipio; el 38,53% ha emigrado a Vinaròs desde diferentes lugares de España; el 9,13%, desde otros municipios de la provincia de Castellón; el 2,30%, desde otras provincias de la Comunitat Valenciana; el 27,10%, desde otras comunidades autónomas; y el 19,89% ha emigrado a Vinaròs desde otros países. Localidad eminentemente de servicios, destaca su carácter de capital comercial de la comarca, con establecimientos de todo tipo y también dispone de tres polígonos industriales, mientras que la agricultura y  la pesca son aún dos sectores importantes para la localidad.  Ofrece un paisaje único y diferente para disfrutar del mar con sus 12 kilómetros de costa, que van desde el río Sénia hasta el barranco de Aiguadoliva, y en ella se encuentran muchos parajes por descubrir.

Ciudad muy acogedora y centrada en el turismo familiar y accesible, Vinaròs vive al ritmo del Mediterráneo y tiene todo lo necesario para dejar atrás el estrés y relajarse sintiéndose como en casa. Es conocida especialmente por las calas y playas y su langostino, apreciado y reconocido a nivel internacional y es también un municipio para caminarlo, con su espectacular paseo marítimo y la magia de su centro histórico y comercial, sin dejar de lado sus parajes naturales y acantilados.

Lugares para visitar

Si su intención es visitarla, en la localidad hay varios lugares imprescindibles que recorrer paseando y descubrir su arquitectura a través de los tiempos.

El primero es la Iglesia Fortaleza de la Asunción (1586), que unifica funcionalidad religiosa y defensiva y tiene los rasgos característicos de los templos fortaleza mediterráneos. De ella destaca la portalada retablo, una joya del barroco valenciano declarada Monumento Artístico, y sus pinturas de arquitecturas fingidas en el muro exterior son las únicas con estas dimensiones en la Comunitat Valenciana.

El Mercado Municipal es otro punto de parada obligatoria. Este edificio situado en la plaza Sant Agustí con más de 90 años de historia está lleno de vida y hará las delicias de los amantes de los auténticos productos gastronómicos del municipio. En sus paradas encontrarás frutas, hortalizas y pescados frescos de kilómetro 0, así como el célebre langostino de Vinaròs, entre otros productos, además de un espacio gastronómico en una plaza interior donde poder disfrutar tomando algo. A su lado está el Convento de San Telmo, una antigua iglesia que se ha reconvertido en Auditorio Municipal y la capilla de Santa Victoria, recientemente restaurada en su interior y su exterior, donde han salido a la luz las arquitecturas fingidas de su fachada.

Muy cerca, subiendo por la calle Mayor, la más comercial del municipio, se encuentra el máximo exponente modernista de la localidad: la Casa Àngel Giner. Este precioso edificio de 1914 conserva su estructura original así como parte de su ornamentación. Otra referencia modernista es la Casa Sendra, y también en la misma calle Mayor puede verse la Casa de la Vila -que fue el Ayuntamiento de la ciudad hasta 1785-, erigida sobre arcos de piedra y con doble ventana geminada de estilo gótico en su fachada original.

La Casa Membrillera, sede actual de la Fundació Caixa Vinaròs, es otro lugar imprescindible de visita, ya que presenta exposiciones permanentes dedicadas a la cultura, tradición, comercio e historia de Vinaròs.

Otro de los grandes atractivos de la localidad es su espectacular paseo marítimo, que ofrece un sinfín de posibilidades, desde tranquilos paseos en familia, pasando por excursiones en bicicleta, hasta sentarse y admirar las puestas de sol a orillas de la costa. Y, desde luego, disfrutar de una cena o comida en una de sus terrazas. Frente a él, las playas de arena del Fortí y Fora Forat, galardonadas con la bandera azul y con todos los servicios necesarios para disfrutarlas. En su extremo sur se encuentra el puerto de Vinaròs, uno de los más importantes de la Comunitat Valenciana por su volumen de pesca desembarcada.

Los espectaculares murales urbanos en diversos puntos del casco urbano que en Vinaròs se han realizado gracias a grandes artistas constituyen otra de las rutas de visita imprescindibles. Un gran mural dedicado a su artista más internacional, Carles Santos, otro en la fachada de la biblioteca pública dedicado al fomento de la lectura y el astronauta que ocupa una de las fachadas de sus entradas principales son tres puntos de parada para los visitantes.

También de obligada visita es la plaza de toros, la más cercana al mar de toda la Comunitat, y que ahora ofrece espectáculos culturales nocturnos dentro de la iniciativa Vinaròs Arena y Vinaròs Arts Escèniques.

A tan solo 6 kilómetros del casco urbano se encuentra el paraje natural de la Serra del Puig. Ubicado en uno de los puntos más altos de Vinaròs, este espacio natural ofrece unas vistas únicas de la costa, donde encontraremos algunos ejemplares de olivos milenarios. En él se sitúa el Santuario de la Misericordia, una ermita construida entre los siglos XV y XVIII, y el Poblado Íbero del Puig, un yacimiento arqueológico de gran interés histórico, situado entre la Edad del Hierro y la Época Íbera.

Vinaròs es también una ciudad comercial, y dispone de un centro urbano con todo tipo de establecimientos donde poder adquirir cualquier tipo de producto.

Actividades

Una de las grandes experiencias que puede vivirse en Vinaròs es la pesca turismo. Con esta actividad se puede embarcar junto a los pescadores y vivir una jornada de mar en una embarcación tradicional. Se zarpa antes del amanecer y permite conocer la pesca artesanal que se desarrolla cerca de la costa y aprender de este oficio milenario junto a pescadores del sector profesional,

En la parte más al norte de la costa del municipio se encuentra el sendero de Sòl de Riu, un precioso lugar para el disfrute de la naturaleza que está señalizado y tiene un recorrido de 1,4 km. A lo largo del recorrido, ideal para hacerlo a pie, se pueden observar los acantilados característicos de Vinaròs y otras pecularidades etnológicas, como las tradicionales sénies, y la flora y especies arbóreas autóctonas.

Gastronomía y alojamientos

La gastronomía es uno de los grandes atractivos de Vinaròs, al ser una localidad de tradición marinera y con una gran riqueza de hortalizas autóctonas. Arroces, pescados y mariscos sientan las bases de una oferta culinaria diseñada para el deleite de los paladares más exigentes. El langostino de Vinaròs, reconocido en todo el mundo por su sabor, textura y calidad inigualable, es la estrella de las cocinas del municipio. A esto hay que sumar la elaboración de una amplia variedad de dulces, como los pastissets de boniato y cabello de ángel o los llepolstins, pastas de té con forma de langostino a la esencia de naranja y almendra. Y por lo que respecta al alojamiento, Vinaròs tiene una amplia oferta de alquiler de apartamentos turísticos, dos cámpings y varios hoteles. Más información en: www.turisme.vinaros.es

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio