Vall d’Alba destaca por sus amplíos parajes naturales

El enclave turístico se sitúa cerca de las principales playas de la provincia

El municipio también cuenta con una amplía oferta gastronómica, con el establecimiento Cal Paradis, que tiene una Estrella Michelin

Vall d’Alba es, por derecho propio, el lugar perfecto para disfrutar de un día festivo, un fin de semana o, incluso, de unas vacaciones. El municipio ofrece al visitante espléndidos parajes naturales, una oferta gastronómica de primera categoría y numerosos atractivos artísticos y culturales repartidos por sus calles y plazas en las que, incluso, se pueden admirar obras del internacional artista Ripollés. Un cúmulo de emociones y sensaciones para agudizar los sentidos de los visitantes.

Vall d’Alba ofrece los mejores enclaves rurales de la provincia, pero, además, su estratégica posición geográfica sitúa al municipio a pocos minutos de algunas de las principales playas de la provincia, como las de Castellón, Benicàssim y Orpesa, al tiempo que es la puerta de entrada al interior provincial, el gran tesoro de Castellón.

Vall d’Alba también es sinónimo de experiencia gastronómica, ya que cuenta con una amplia y variada oferta de restaurantes y bares conocida y apreciada no solo en la provincia, sino incluso a nivel internacional ya que incluye el prestigioso Cal Paradis, reconocido con una Estrella Michelin. Además, el municipio cuenta con una extensa oferta de alojamientos rurales que se ajusta a todos los bolsillos.

Más información en www.valldalba.es.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio