Una ventana «oberta» a la gastronomía

Sin ninguna duda, uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus ha sido la hostelería. A todos los niveles. Tanto los pequeños negocios como los más prestigiosos restaurantes se han visto obligados a cerrar sus puertas durante meses, lo que ha supuesto abundantes pérdidas económicas para gran parte de ellos –si no todos–. Es más, cuando han podido reabrir, el sector no ha podido reponerse al cien por cien y la recuperación está siendo paulatina. En ese contexto, València Cuina Oberta, cuya 22ª edición se está celebrando desde el pasado jueves 16 de julio, se ha convertido en un haz de luz para un total de 54 restaurantes valencianos, que ven la oportunidad con esta iniciativa de tratar de relanzar sus negocios. Además, el certamen se convierte en una magnífica oportunidad, tanto para los vecinos y vecinas de València como para sus visitantes, para degustar los platos de algunos de los mejores locales de la capital del Turia así como de algunos municipios de sus alrededores.

Pese a que las dudas se cernieron sobre el evento por culpa de la influencia de la Covid-19, la vuelta a la normalidad ha dado el tiempo suficiente para que la Fundación Visit València haya retomado esta iniciativa de València Cuina Oberta, que permanecerá en pie hasta el próximo domingo 26 de julio. Hasta ese día los comensales podrán disfrutar de los precios y ofertas consensuados para promocionar la oferta gastronómica de la ciudad. Como novedad, la edición de este año incluye por primera vez la participación de siete establecimientos de otras localidades de la provincia de València al margen de la capital, gracias a la colaboración de València Turisme.

 

Todas las medidas de seguridad

Esta iniciativa pionera, puesta en marcha en el año 2009, toma impulso y sigue creciendo en su 22 edición con 54 participantes pese a las dificultades que se han planteado este año por culpa de la Covid-19. Todos los recintos participantes, según indicó la organización, cumplen con el aforo reducido y las medidas de prevención, higiene y seguridad establecidas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.
Este festival se caracteriza principalmente por que los restaurantes que participan en él ofrecen menús asequibles que apuestan por el producto de proximidad y de temporada. El menú de mediodía tiene un coste de 24 euros y 32 euros en el caso de las cenas, y se suma un suplemento de 15 euros en restaurantes gourmet –aquellos con estrella o calificación Bib Gourmand de Michelin o Soles Repsol–.
Los interesados deben reservar en la página web del certamen y deben indicar allí a qué restaurante desean ir y si van a comer o cenar. El pago del menú se hará con la reserva, aunque si desea anularla o modificarla hasta 24 horas antes no tendrá ningún coste ni penalización.

En su presentación, el concejal de Turismo y presidente de Visit València, Emiliano García, puso el acento en «la excelencia de los participantes y la buena forma del evento que alcanza ya su 22 edición». También quiso destacar «el apoyo que proporciona al sector de la restauración valenciana, duramente golpeado por las circunstancias actuales, y la capacidad de reinvención de nuestros chefs, que han sabido adaptarse e innovar en los tiempos que corren», precisó.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio