Paterna

booked.net
booked.net

La Torre y sus cuevas son el símbolo de Paterna

Paterna dispone de un extraordinario atractivo turístico ya que sugiere al visitante múltiples posibilidades, como visitar sus notables monumentos y edificios de carácter histórico y sus centros culturales sin olvidarnos de los bellos parajes naturales existentes en su término municipal. Desde el año 2000, Paterna adquirió la categoría de Municipio de Interés Turístico, y por ello se ha ido consolidando toda una infraestructura turística para los numerosos personas que visitan nuestras tierras.

El monumento más destacado de Paterna es, sin duda, la Torre, de origen morisco, levantada sobre las antiguas cuevas que todavía hoy son habitadas como viviendas. El Palacio de los Condes de la Villa de Paterna es otro de los monumentos destacados. Data del s.XVIII y combina los estilos renacentista y barroco. Su estado actual de conservación es bastante bueno. La Iglesia Parroquial de San Pedro (s.XIII), y las Iglesias de la Virgen de los Desamparados y de Santa Rita completan el conjunto monumental de Paterna. Se puede visitar también el Museo de la Cerámica y el Museo de Ciencias Naturales.

La Torre de Paterna, que en sus orígenes formaba parte del sistema defensivo del reino de Valencia, consta de tres plantas que se completan con una terraza.
En la planta baja, sin acceso a los pisos superiores se encontraba un depósito de agua. El primer piso de la planta cuadrada está cubierto con una bóveda octogonal. En este primer piso también se encuentra la entrada y la escalera por la cual se accede a la altura superior. En la parte superior se encuentra la terraza de casi cuatro metros de diámetro.

La estructura, de forma troncónica, consigue una altura aproximada de 19,50 metros. Fue restaurada en 1967 y recibió la calificación de Monumento Historico Artístico de interés local en 1971 junto con las cuevas. Estas cuevas surgieron de la crisis del Antiguo Régimen y en 1824 ya aparecen 30 cuevas censadas y hasta llegar a un máximo de 495 en 1950, momento en que empezó a abandonarse o a destruirse hasta 1971.

Temperaturas sin grandes oscilaciones

Estas cavidades excavadas directamente sobre el terreno, mantienen temperaturas agradables en invierno y verano. Actualmente se pueden visitar ocho de ellas en el Espacio Cultural Cuevas del Batà y en las cuevas de los talleres artesanales, que forman parte del gran proyecto de la ciudad de los oficios perdidos.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio