Ontinyent

booked.net
booked.net

Ontinyent, patrimonio
y naturaleza

Ontinyent, la capital de la Vall d’Albaida, tiene un encanto especial gracias a su rico patrimonio histórico y cultural, su naturaleza y sus tradiciones festivas.

Una visita bien podría empezar en la Plaza Mayor y disfrutar de destacados edificios históricos, como el antiguo Ayuntamiento o la casa del Consell. En la Plaça Major descubriremos los soportales originales o ‘porxets’, cuyos techos están decorados con motivos renacentistas. Junto a estos soportales se levanta el Palacio de los Condes de Torrefiel, que data de los siglos XV-XVIII y del cual destaca su puerta gótica y su escalera, ambas de piedra. Actualmente el edificio alberga el ayuntamiento.

Uno de los mayores atractivos de Ontinyent reside en La Vila, a la cual se accede subiendo la cuesta del Fossaret. Este conjunto histórico-artístico nos descubre la parte más auténtica del municipio (calles estrechas de piedra, casas medievales, la muralla medieval) y otro de sus palacios, el denominado Palau de La Vila o de la Duquesa d’Almodóvar, que fue construido sobre el antiguo alcázar islámico y declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 1982. Cabe destacar su fachada de estilo gótico civil valenciano, el vestíbulo que alberga el escudo de armas familiar y su espectacular escalera. En este privilegiado edificio encontraréis la Oficina de Turismo.

Una de las paradas indispensables es la que nos lleva al Pont Vell, una de las construcciones más queridas y simbólicas, y es que supuso un antes y un después para la comunicación de de la localidad. Es fácil de reconocer por sus dos arcos de medio punto y sus tres contrafuertes. Fue levantado en el siglo XVI de la mano de dos maestros picapedreros: el setabense Pere Ribera y Joan Montanyés.

 

Edificios religiosos
Es de destacar el conjunto monumental del Convento de las Monjas Carmelitas, construido durante los siglos XV-XVIII. Está situado muy cerca del puente de Santa Maria. Otra construcción religiosa destacada de Ontinyent es la Iglesia de Santa María, que fue levantada entre el siglo XIV y el XVI. La portada de estilo renacentista, la Capilla de la Purísima y el campanar de Santa Maria, que data de siglos posteriores. Un apunte: su campana (1563), denominada de ‘Rauxa i de Foc’ es una de las campanas más antiguas de toda la comarca y se puede subir para disfrutar de las vistas de este singular mirador. En la calle Mayor se sitúan las iglesias de Sant Carles y de Sant Francesc.

Ontinyent cuenta varios museos importantes de acceso gratuito. Uno de ellos es el Museu Arqueològic d’Ontinyent i la Vall d’Albaida (Maova, cuya labor está centrada en conservar y dar a conocer el patrimonio arqueológico de la zona y la herencia que nos han dejado antiguas civilizaciones.
El Museo de Ciencias Naturales alberga un jardín botánico y diferentes colecciones de especies animales procedentes de África, América y España que harán las delicias de los amantes de la naturaleza. Pero esto no es todo, pues el museo también exhibe arte precolombino, restos egipcios y antigüedades varias.

 

Parajes Naturales
Ontinyent no sólo cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural, sino también con una naturaleza digna de ser descubierta. Los cuatro parajes naturales que encontramos en su término municipal son: el Pou Clar y el nacimiento del río Clariano, el de San Esteve y su mirador (donde se encuentra la ermita del mismo nombre), la zona de acampada de la Font dels Gamellons y el área recreativa de Fuset. Alrededor de estos privilegiados entornos hay toda una red de senderos perfecta para una escapada de turismo activo.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio