L'Olleria

booked.net
booked.net

Un paseo para conocer su historia

La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de l’Olleria, localidad situada en la comarca de la Vall d’Albaida, ha organizado diversas rutas turísticas, patrimoniales y urbanas para dar a conocer a todo el que quiera acercarse al municipio los fantásticos monumentos, edificios y calles con los que cuenta esta singular población del interior valenciano. La primera de estas rutas ya es toda una declaración de intenciones de lo que se quiere dar a conocer a los visitantes: la historia de l’Olleria.

La ermita de San Cristóbal sirve de inicio del camino. Se trata de una iglesia gótica primitiva de entre los siglos XII y XIII. Se encontraba en el centro del antiguo pueblo de Casals o Miranda, que quedó despoblado por la expulsión de judíos y moriscos. El periplo sigue con una visita al Convento de los Capuchinos, fundado en mayo de 1601 por San Juan de Ribera, arzobispo de València, que con el permiso del Papa creó el convento de los franciscanos menores. El punto de partida  fue la antigua ermita dedicada a los Santos Abdón y Senén, conocidos popularmente como los Santos de Piedra.

La siguiente parada tiene lugar en el Hospital de San Juan Bautista, conocido popularmente como el de las Monjas. Éste se encuentra en el núcleo urbano de l’Olleria y funcionó como una fundación benéfica que tenía como objetivos la acogida de enfermos y el fomento de la educación infantil. La ruta lleva al visitante hasta la iglesia de la Virgen de Loreto, también conocida como antiguo convento dominico, que fue fundada el 6 de enero de 1579, para luego continuar con las antiguas calles medievales de esta localidad de la Vall d’Albaida.

En el viejo ayuntamiento se encuentra la placa romana, una lápida de piedra calcárea de 18 centímetros de alto por 58 de ancho. La letra de la línea superior mide cinco centímetros de altura y la de la inferior, 4,5. Estas dos líneas están marcadas por una inscripción rectangular. Su estado de conservación no es el más deseable y su deterioro se debe a factores humanos, no atmosféricos.

En un viaje por la historia de l’Olleria no puede faltar el vidrio, cuyo trabajo soplado a mano se ha convertido en un emblema de la localidad desde hace más de cuatro siglos. Los visitantes podrán descubrir el Forn Gisberts, una antigua fábrica de vidrio en la que se muestra este oficio tradicional y artesanal que dio vida al municipio durante siglos. Ya en tiempos más modernos llegó el cine a l’Olleria, gracias al Cine Cervantes, en un edificio de tradición medieval que fue construido por los campesinos para guardar la reserva de grano de trigo y arroz del pueblo.

En pleno núcleo urbano, justo detrás del trinquet, permanece la ermita del Cristo de la Palma, también conocida como la ermita de Cementerio Viejo. Mientras, también en el casco urbano, la iglesia mayor de Santa María Magdalena, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), preside la localidad con la singularidad de ser una las pocas iglesias fortificadas que se conservan en todo el mundo.

La orden de los Agustinos se instaló en l’Olleria. Su convento también fue fundado por el arzobispo San Juan de Ribera, aunque éste falleció antes de que fuera inaugurado. Para culminar este paseo por la historia de l’Olleria, el visitante llegará hasta la Casa Santonja, el único edificio con escudo nobiliario del municipio, que fue construido a finales del siglo XVIII o inicios del XIX, con más de 200 años de antigüedad. Este recinto representa la ilustración, el conocimiento, la igualdad, la fraternidad y la libertad. Allí se halla un destacable conjunto de pinturas murales de autor desconocido con motivos artísticos de las tradiciones valencianas.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio