El privilegio de la costa de Oliva

booked.net
booked.net

Los casi 9 kilómetros de playas naturales del municipio, junto a la marjal y sus espacios de agua dulce, configuran un lugar idóneo para huir del bullicio de la ciudad

Oliva es un lugar privilegiado en la costa mediterránea, con numerosas y espléndidas playas que se extienden a lo largo de casi 9 kilómetros y que son conocidas en toda Europa por su naturalidad, belleza y calidad inigualables. Estas características, unidas al cálido clima y a una excelente oferta de servicios, hacen de las playas de Oliva un destino preferente para disfrutar de las vacaciones todo el año.

Tanto la delegación de Playas como Cruz Roja Oliva han hecho un esfuerzo muy importante para adaptar todos los servicios a las medidas de seguridad establecidas contra la Covid-19. Así, se han establecido diferentes medidas en el día a día, durante los rescates en embarcación o del socorrista, en las asistencias en la arena o en los servicios de baño adaptado de las playas accesibles.

Durante todos los servicios se utilizarán mascarillas siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias, ya sea durante los rescates del socorrista o en las asistencias en la arena.

Además, durante los rescates en embarcación, se minimizará el contacto del personal socorrista con el paciente siempre que la necesidad de la urgencia lo permita, en caso contrario, se utilizarán los EPI pertinentes a la situación.

En el caso del baño adaptado se utilizará en cada servicio la mascarilla quirúrgica por la dificultad de mantener la distancia de seguridad, se facilitará una al usuario y al finalizar el servicio se desinfectará todo el material utilizado para el siguiente servicio.

Asimismo, el ayuntamiento habilitará una app con el aforo de las playas actualizado en diferentes horas del día, restaurantes y bares disponibles en cada momento, los comercios abiertos más cercanos o las actividades de turismo activo en marcha se presenta como una de las novedades más importantes. 

Paisaje, fauna y flora 

Las dunas son la principal defensa de las playas de Oliva. Se trata de un sistema vivo en constante movimiento, de gran belleza y fragilidad. La salvaguarda de los cordones dunares se convierte al final en la mejor garantía de preservación de equilibrio dinámico de las playas y de su indudable valor paisajístico.

El parque natural de la marjal de Pego-Oliva, que tiene una extensión de 1.290 hectáreas, destaca por ser una zona de almacenamiento y nacimiento de aguas subterráneas que atenúa considerablemente los efectos de las inundaciones y regula, de manera natural, la calidad del agua. Asimismo, constituye una zona de paso de los movimientos migratorios de las aves, por lo cual el paraje tiene unos importantes valores naturales, científicos, paisajísticos, agrícolas, culturales, educativos y recreativos.

Aparte de las playas y el mar, ya en el dominio del agua dulce, los «mansegars», «bovalars» y senillares, conviven con las láminas de agua, dando origen a un mosaico de matas relucientes que albergan patos «collverds», «bequerudes», «camallongues», «agrons», «polletes» azules y «redonells».

Las limpias aguas de la Marjal de Pego-Oliva son uno de los últimos refugios de los dos pescados valencianos por antonomasia: el «samaruc» y el «fartet».

Aflorando cristalinas al pie de las sierras de Mustalla y Segaría, inundan el Parque Natural dando origen a colmillos y a los ríos «Bullent» y «Molinell», que surcan y alimentan la marjal y su red de canales, recreando paisajes acuáticos de extraordinaria belleza y diversidad.
Aquellos que desean tomar el baño en un lugar recogido pueden acercarse al nacimiento de aguas conocido como la Font Salada, tanto en invierno como el verano, puesto que las aguas mantienen su temperatura durante todo el año. Sus aguas han sido reconocidas tradicionalmente como beneficiosas frente a las enfermedades dermatológicas.

Por otra parte, Oliva, además, conserva en perfecto estado el casco antiguo de la época medieval. Se puede pasear por la antigua villa cristiana entre sus iglesias, casas señoriales, antiguos portales y museos, y subir al antiguo barrio morisco del arrabal que conserva sus típicas calles. De hecho, desde la plaza de Alonso se pueden seguir varias rutas culturales para adentrarse en el corazón de la ciudad como son el itinerario por la vila condal, el del raval morisco o el de Gerreria-Pinet.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio