Moncofa, la perfecta unión de calidad y riqueza ambiental

El municipio cuenta con uno de los senderos azules europeos más largos del litoral español

booked.net
booked.net

El municipio cuenta con uno de los senderos azules europeos más largos del litoral español

 
 

Los seis kilómetros de litorral del municipio de Moncofa albergan seis playas para disfrutar. En la zona norte se encuentra Pedraroja, con más de 600 metros de longitud de arenal, aguas cristalinas y unas completas infraestructurasque la convierten en una apreciada playa accesible. Estas cualidades le han valido varios galardones turísticos, entre los que destacan la bandera azul y la Q de Qualitur que otorga la Generalitat valenciana.

La playa del Grao es una de las más emblemáticas de la localidad, ya que es una de las más amplias y populares, tanto por su calidad como por su ubicación, puesto que abarca una gran parte de la zona central del casco urbano. El paseo marítimo, salpicado por viviendas construidas antes del siglo XX, recorre esta playa, en la que también ondea la bandera azul y las diversas distinciones que certifican su valor y el cuidado de la misma.

De carácter urbano es también la playa de Masbò, con más de 3.000 de longitud y una amplia zona accesible para las personas con discapacidad, fue la primera de Moncofa en obtener la bandera azul, un galardón que mantiene.

Zona Sur

En la zona sur se ubica la playa Belcaire. Con una extensión próxima a los 300 metros, uno de sus atractivos es que 100 de ellos han sido catalogados como playa canina, una característica que ha registrado una gran aceptación entre los usuarios desde su apertura. Esta playa linda con la desembocadura del río Belcaire y en el margen opuesto se encuentran la playa de Biniesma, con 300 de extensión y catalogada como playa naturista, la única existente entre Orpesa y el litoral norte de la provincia de Valencia.

La sexta playa, pero no por ello menos atractiva, es la conocida como de l’Estanyol, de un kilómetro, que también ha sido reconocida con la bandera azul y numerosas certificaciones de calidad turística.

Moncofa se precia de que todas sus playas cuentan con un completo servicio de vigilancia y socorrismo, cuya labor diaria finalizará en el mes de septiembre. Además, todas ellas ostentan la diferenciación de playas sin humo

Un paseo con encanto

Pero no solo las playas constituyen un baluarte para el municipio, puesto que a ellas se suma el valor propio del Sendero Azul Europeo, con cuatro kilómetros de recorrido que transcurre desde la playa Masbò hasta el límite con la playa de Xilxes. El trayecto, de gran valor medioambiental y paisajístico, discurre por el litoral y entre sus numerosos atractivos figura el centro de interpretación del Belcaire. En este espacio es posible contemplar y conocer las principales especies de flora y fauna autóctonas.

La pasarela de madera que cruza la desembocadura del río Belcaire culmina un paseo en el que vegetación, mar y biodiversidad son los protagonistas. Desde esta misma pasarela es posible contemplar un sinfín de aves acuáticas y especies como las anguilas, que pueden vivir tanto en agua dulce como salada, ya que realizan el recorrido inverso (del mar al río) para introducirse en la desembocadura, conformada por un gran lago de agua dulce.

La riqueza paisajística, la calidad de las playas, así como su variedad, carácter inclusivo y servicios, hacen del litoral de Moncofa un lugar idóneo para disfrutar de unos días de relax en familia o descubrir espacios llenos de encanto, bañados por la brisa y el encanto propio del mar Mediterráneo.

Más información en www.moncofaturisme.com.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio