La Vall d’Uixó, la tradición musical como referente

El Ayuntamiento ha querido recuperar la esencia del Paratge de Sant Josep como centro de ocio en los años 70

booked.net
booked.net

Todos los fines de semanas, entre las 20.00 y las 22.00 horas, hay música en vivo en el entorno de les Coves

Afirmar a estas alturas que este va a ser un verano atípico en muchos sentidos es una obviedad. Los meses estivales suelen caracterizarse por una destacada profusión de citas culturales, sociales y deportivas en la Vall d’Uixó, la mayor parte de las cuales se desarrollan al aire libre, pero que este año no podrán ser.

La ausencia más significativa, por lo que a agenda de actividades se refiere, es sin lugar a dudas la de las fiestas populares, que han sido suspendidas prácticamente en su totalidad. Sus programaciones concentraban durante los meses de julio, agosto y septiembre la mayor parte de las propuesta de ocio, lo que ha llevado a muchos ayuntamientos y entidades a reinventarse y, adaptándose a las exigencias sanitarias que impone la nueva normalidad, diseñar eventos que conjuguen la prevención con el disfrute compartido. La Vall d’Uixó estrenó el pasado fin de semana un buen ejemplo de este tipo de iniciativas, Terraceo y Músic en Directo. El entorno para llevarlo a cabo, el Paratge de Sant Josep.

Engalanado para la ocasión, el entorno del turístico río subterráneo se convertirá todos los fines de semana de julio y agosto en un punto de encuentro para vecinos y visitantes. Dice al respecto el concejal de Turismo, Jorge García, que cuando se diseñó esta programación, además de reactivar la vida económica y social del popular paraje, pretendían «rememorar los años 60 y 70, cuando este espacio era un centro de ocio». A tenor de la primera convocatoria, lo han conseguido.

La cita será los viernes, sábado y domingo entre las 20.00 y las 22.00 horas. Los protagonistas serán los músicos de las tres bandas de la ciudad: Centro Instructivo de Arte y Cultura (CIAC), Unió Musical Valldeuxense y Ateneu Musical Schola Cantorum, que en grupos reducidos, realizarán actuaciones en directo para amenizar la visita, mientras los participantes pueden combinar su asistencia a estos conciertos especiales, con un tapeo en los locales de restauración de Sant Josep.

Esta es la propuesta más novedosa de esta campaña estival, pero no la única. En el mismo entorno, con una agenda que pueda consultarse en la oficina de turismo o en las taquillas de les Coves de Sant Josep, se mantendrán las visitas guiadas al poblat íber de Sant Josep, situado al final de la gran escalinata que nace junto a la entrada de las grutas y asciende hasta la cima de la montaña, junto al ermitorio de la Sagrada Familia.

Oportunidad única

Una condición que en principio podría considerarse como un hándicap, la reducción en el número de participantes en todas las actividades, en este caso es un plus de calidad, porque las visitas son más exclusivas y ganan en intensidad. 

El mejor ejemplo lo puede apreciar cualquier persona en les Coves, donde las barcas con las que se adentran en el río subterráneo están ocupadas ahora como máximo por 8 personas, en turnos con menos barcas. La mejor opción para conocerlas es consultar la página web para saber la disponibilidad de reservas. Este año se ha incorporado una nueva modalidad: contratar una visita en barca privada (máximo 10 personas).

Pero si una propuesta se ha convertido en el revulsivo de las grutas de un tiempo a esta parte ha sido el espeleokayak. Se trata de visitas nocturnas, a partir de las 22.00 horas, en grupos reducidos que no pueden superar las 16 personas. Quienes se animan a vivir esta experiencia realizan el recorrido en kayak –individual o doble, dependiendo de disponibilidad– con el equipamiento adecuado.

Y la tradición musical también tendrá su reflejo en breve con la presentación del nuevo cartel del emblemático y singular Singin’n in the cave.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio