La Vall d’Uixó, la ruta que marca el agua a su paso

Les Coves de Sant Josep han transformado la experiencia de navegar por el río subterráneo más largo de Europa

booked.net
booked.net

Les Coves de Sant Josep han transformado la experiencia de navegar por el río subterráneo más largo de Europa

Desde el 1 de julio, les Coves de Sant Josep, en la Vall d’Uixó, vuelvan a ser visitables. Y han reabierto sus puertas garantizando a quienes se acerquen a conocerlas una experiencia muy distinta a la que venía ofreciéndose hasta ahora, porque las circunstancias han motivado que la reciente renovación del sistema de iluminación venga acompañada de un cambio en la estructura de la ruta por el interior de la cabidad por razones sanitarias y de seguridad que acabará siendo positivo para esta singular vivencia.

Para comprobar que es así, ya se pueden adquirir vía on line las entradas que permitirán realizar el trayecto en barca y a pie por el río subterráneo navegable más largo de Europa. Ahora se ha establecido un menor número de personas por barca y menos barca por turno, por lo que esa disminución en el aforo posibilita recuperar la esencia de un paseo por debajo de la tierra, en el que apreciar los ruedos del agua, o lo que es más apropiado, el silencio, con un sistema de iluminación que ha dotado de mayor protagonismo al río, preservando el aspecto de una cueva con una explotación más sostenible de todos sus atractivos.

Espeleokayak

Para los más aventureros, los que buscan algo más exclusivo, les Coves recupera también el espelokayak. Fuera del horario habitual, con reserva imprescindible, posibilita adentrarse en la gruta en un kayak acompañados por un monitor. Con equipación especial, existe la posibilidad, incluso, de meterse en el agua.
En toda la provincia no hay nada comparable a les Coves de Sant Josep, de ahí que sea la joya de la corona de un municipio que ha articulado todo un relato turístico a su alrededor, convirtiendo el río subterráneo en la primera parada de un camino cargado de significados vinculantes, porque no se entendería la Vall sin su conexión con el agua. Y es la ruta del agua la que invita a cualquier visitante a completar esa historia –que de otra manera quedaría incompleta– adentrándose en un pasado patrimonial, social, cultural y gastronómico que no deja indiferente por su intensidad.

Poblado íbero

Precisamente sobre la gruta se encuentra el poblado íbero de Sant Josep, un yacimiento arqueológico restaurado que ayuda a comprender precisamente cómo de importante es el río para esta ciudad, pues su presencia justificó el establecimiento de las diferentes civilizaciones que pasaron por este territorio. En él se organizan visitas guiadas que pueden concertarse con la oficina de turismo, ubicada en el aparcamiento del paraje.

Gastronomía y alojamiento

Uno no puede iniciar un paseo por la Vall sin probar sus platos más típicos en cualquiera de los restaurantes distribuidos a lo largo y ancho del término municipal: un empedrao vallero y de postre unas manjóvenes, son citas ineludibles, aunque cualquier propuesta gastronómica, tanto en los restaurantes del paraje de Sant Josep, como en el casco urbano, será un acierto para los sentidos.
El hospedaje es posible en el reabierto recientemente Hotel Belcaire, de fácil acceso a través de la avenida Europa.
La Vall, asentada a los pies de la Serra d’Espadà y a pocos kilómetros del mar, es les Coves de Sant Josep, pero mucho más y quienes se aventuran a comprobarlo suelen sentir la necesidad de volver.

Historia viva

La Vall d’Uixó es un compendio de historias que han ido ensamblándose con el paso del tiempo y que tienen su reflejo en un entramado urbano que esconde muchas singularidades, entre ellas la principal, la que motiva su nomenclatura como poble de pobles. Y es que su distribución por barrios tiene poco que ver con el crecimiento propio de cualquier otra ciudad. En la Vall, cada uno tiene un significado relevante porque explica cómo lo que solo era un pueblo en un llano rodeado de montañas, fue creciendo alimentado por el desarrollo de la famosa Fábrica Segarra, de la que queda ya poco.

Una de las características que convierten a la Vall en un lugar diferente lo estableció en su origen el agua, que es el elemento vertebrador de su idiosincrasia. Un barranco partía el municipio en dos y estableció una división que se ha mantenido hasta el día de hoy en el imaginario colectivo –aunque el barranco ahora es una de las vías principales de comunicación del casco urbano–, lo que motivó el nacimiento del poble de dalt y el poble de baix. De esta particularidad etnográfica queda testimonio en muchas expresiones culturales y sociales, como ponen de manifiesto sus dos fiestas patronales, las de Sant Vicent (abril) y la Sagrada Familia y el Santísimo Cristo (octubre), vinculadas precisamente com ambos barrios del casco histórico. A partir de ahí, a medida que la Fábrica Segarra se convirtió en polo de atracción de trabajadores venidos de toda España, en especial de Andalucía, fueron creándose otros barrios en las periferias que hoy están plenamente consolidados y guardan entre su vecindario un sentimiento de pertenencia indiscutible. Sería el caso del Toledo, Carbonaire o de las pintorescas viviendas de la Colonia Segarra o del Carmaday, a los que hay que sumar otros como la Colonia San Antonio, el Grupo la Unión… Cada cual con sus propias fiestas, costumbres populares, centro vecinal…

Pasear para conocer

Entre las iniciativas que el Ayuntamiento ha impulsado en los últimos años para dar a conocer precisamente esta realidad está la programación de Nits d’històries i historietes, rutas guiadas nocturnas que ofrecen a los vecinos y los visitantes detalles que dan sentido a la evolución de la Vall hasta convertirla en la ciudad que es hoy en día. En todos estos paseos nocturnos se pueden conocer los enclaves patrimoniales más relevantes, como las iglesias parroquiales del Santo Ángel o la Asunción, las ermitas del Cristo o Sant Vicent, el entramado de acequias soterradas bajo sus calles, el acueducto romano de San José, las necrópolis distribuidas a lo largo y ancho del término municipal o la línea XYZ trazada en la guerra civil, sin las que no se entendería el hoy.

Para mayor información: www.lavallduixo.es

 

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio