Guardamar, pequeño pero con encanto

Pese a tener poco más de un kilómetro cuadrado de extensión, cuenta con 600 metros de litoral en los que se puede encontrar una acogedora playa tras las dunas

Guardamar de la Safor, ubicado en la orilla del mar Mediterráneo, es uno de los municipios más pequeños de la comarca de la Safor. Con poco más de un kilómetro cuadrado de extensión, lo que más destaca de su término municipal son los 630 metros de litoral mediterráneo que lo rodean y que, desde la década de los años 90, son el principal atractivo turístico del municipio.

Su encanto ya destaca en los primeros documentos históricos que se pueden relacionar con Guardamar de la Safor que datan del año 1240 y hacen referencia a la alquería hispano-musulmana Rahal-Soltan, ubicada donde ahora se encuentra el pueblo. También conocida como La Alquerieta, conservó su población tras la reconquista, hasta la expulsión de los moriscos en 1609, fecha en la que contaba con casi un centenar de habitantes. Prácticamente despoblada en las décadas siguientes, pasó a ser posesión de los Tamarit y, más tarde, fue adquirida por el conde de Trénor.

Guardamar de la Safor se encuentra a 75 kilómetros de València y a 120 kilómetros de Alicante, con quien guarda buena conexión por carretera y tren. Su término municipal, además, limita con Daimús, Gandia, Bellreguard y Miramar. Además, guarda muy poca distancia de otros destinos turísticos como Dénia o Cullera.

Su casco urbano se encuentra instalado sobre una falla geológica y se organiza en torno a la «calle de la Iglesia». En conjunto, el pueblo aparece estructurado en cuatro manzanas y tres calles primitivas, a las que se añadieron, posteriormente, el «carrer del Molí» y el «carrer Nou». Además, como parte del crecimiento del municipio, la expansión se entiende por debajo de la falla con dos modernas urbanizaciones y la recuperación de los «Ullals de Guardamar de la Safor» en una actuación municipal que forma parte de un proyecto de conservación de su parque natural.

Interés turístico

Este pequeño municipio con poco más de 500 vecinos censados y ubicado en el centro de la comarca de la Safor cuenta con una serie de atractivos turísticos muy destacados. Alguno de los edificios singulares del pueblo son: la casa señorial de los Tamarit, algunas antiguas alquerías rurales y la iglesia de San Juan Bautista, que comparte el patronazgo de la población con Nostra Senyora de la Llet. La iglesia se encuentra anexa a la parroquia de Miramar desde 1535. Situada en una cota más elevada que el litoral, desde la que se avista el mar.

Por último, no hay que olvidar las fiestas patronales del municipio, que se celebran a mitad de agosto. Los actos festivos y culturales comienzan el día 11 y se prolongan hasta el 15, ambos incluidos. Los fines de semana de agosto anteriores a la fecha se realizan diferentes actos lúdicos, como las sartenes gigantes, juegos para niños, desfile de Moros y Cristianos, conciertos, etc. Aunque este año no se pueda celebrar como siempre, la implicación del pueblo de Guardamar hará que se puedan disfrutar como nunca en los próximos veranos. 

Arena fina y dorada

Guardamar de la Safor destaca en la comarca por ser un pequeño pueblo costero, con un litoral muy atractivo donde se pueden encontrar un sistema dunar de más de 550 metros de extensión, una zona húmeda y una playa de 600 metros de finas y doradas arenas y oleaje moderado.

La gran calidad de la arena y el agua de la playa va acompañada de los servicios de limpieza y el fácil acceso que otorgan el privilegio de ser un destino muy turístico, pero a la vez con ese calor familiar y ese encanto de playa acogedora que no deja indiferente a ningún visitante. El ayuntamiento, además, tiene el proyecto de parcelarla y urbanizar, respetando al máximo la calidad del entorno lo que hará de Guardamar un municipio más accesible pero que conservará siempre su esencia. Prueba de ello es la construcción de un bulevar que une la playa con el casco urbano mediante un carril bici y una senda peatonal presidido por una arboleda que facilitará la unión pueblo-playa en un trayecto muy agradable.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio