Gandia

booked.net
booked.net

Gandia, ciudad de los Borja… y del mar

Visitar Gandia supone descubrir una ciudad muy especial. Su centro histórico, ligado a la familia valenciana más universal (los Borja), y su entorno natural le proporcionan el matiz de ciudad que combina la calidez de los destinos mediterráneos con su potente atractivo turístico. Así, a su patrimonio cultural, se le suman una extensa franja de 7,5 kilómetros de playa y la cercanía de una serie de escenarios naturales presididos por el Mondúver.

Los 7,5 kilómetros de playa de Gandia se dividen en varios tramos. Cada uno de ellos tiene sus particularidades. La más conocida es la Playa Nord, donde se encuentran la mayoría de hoteles de Gandia y los apartamentos. Los turistas, y también los vecinos de la capital de la Safor y alrededores, pueden encontrar allí numerosos restaurantes, bares o chiringuitos para tomar algo. Pero además de la Playa Nord, hay otros arenales más tranquilos y sin edificaciónes, con dunas y vistas que permiten divisar las montañas desde el mismo agua.

Además, en este peculiar verano influenciado por la pandemia del coronavirus, cada una de las playas de Gandia cumple con las medidas de seguridad: desde el ayuntamiento insisten en que serán de libre acceso, pero no se encontrará ningún problema para guardar las distancias de seguridad gracias a la amplia extensión de los arenales y sus paseos.

La Playa Nord presenta una longitud de 3 kilómetros. Es la más visitada tanto por los ciudadanos de Gandia como por los turistas y tiene una anchura de 150 metros de arena fina y blanca. A lo largo de esta playa se encuentra el paseo de Neptuno, en el que se puede disponer de todos los servicios necesarios: Duchas, información turística, paseo marítimo, socorristas, parking subterráneo, alquiler de patinetes y bicicletas, excursiones en barco, quads y caballos, etc.

A lo largo de este tramo se encuentran la mayoría de hoteles de la playa de Gandia y apartamentos y pisos de alquiler a disposición de los turistas durante todo el año.En la parte sur de la playa de Gandia está el Real Club Náutico con una capacidad para 400 embarcaciones y el puerto. Un paseo hasta el faro permite obtener una magnífica vista sobre la costa de Gandia, así como la entrada de los barcos al puerto. También es recomendable una visita al Grao de Gandia.

 

Las últimas dunas, en l’Ahuir
Más al norte de la zona poblada de la playa existe un tramo llamado l’Ahuir, donde se encuentran las últimas dunas de Gandia. Junto a la marjal que se encuentra en sus cercanías, ofrece un refugio para una flora y fauna importante. Al principio de esta playa se encuentra una escuela de surf en la que se pueden alquilar también tablas, piraguas o catamaranes, entre otros.

Gandia también tiene una playa nudista, que está todavía más al norte, entre l’Ahuir y Xeraco, el siguiente municipio. Poco antes de llegar precisamente a Xeraco se alcanza la desembocadura del río Vaca. Durante algunos meses el agua llega al mar, mientras que durante el resto del año simplemente desaparece en la arena. Desde hace unos años también hay puestos de socorristas en la playa nudista de Gandia.

En la parte sur, detrás del puerto, los visitantes pueden llegar hasta la playa de Venecia.  En ella desemboca, en caso de llevar agua, el río Serpis. La arena es también arenosa pero con algunas piedras.

Antes del boom turístico en los años 70 existía una pequeña playa en el mismo puerto de Gandia. Hace unos años se volvió a reabrir. Se trata de una playa artificial, dotada con arena de la Playa Nord. Es la más pequeña de la ciudad, en la que hay un par de tumbonas y un bar chill out. Se puede meter los pies en el agua pero no bañarse al encontrarse en el mismo puerto. Es un lugar bonito para pasar un rato, pero para tomar el sol y disfrutar del mar se recomienda visitar una de las otras playas de Gandia.

 

Hoteles y gastronomía
Hay más de 30 hoteles en Gandia. La mayoría de ellos se encuentran en la playa. Los hoteles favoritos de los visitantes son los que están en primera línea de mar. La mayoría son de 3 estrellas pero también existen varios de 4 estrellas o de menor categoría.

Por otra parte, la gastronomía de Gandia es típicamente mediterránea. La huerta ofrece los ingredientes naturales para la elaboración de una excelente cocina, que junto con el pescado y el marisco que viene directamente de la lonja de Gandia y el arroz , forman los ingredientes básicos en la cocina de esta tierra. Así, la capital de la Safor es el lugar perfecto para realizar fascinantes degustaciones de la famosa fideuà o de sus arroces y paellas. Por toda la ciudad y su playa están presentes innumerables restaurantes que ofrecen a los visitantes, por poco dinero, toda clase de platos típicos incluidos en sus menús, a la carta o en forma de tapa.

 

La Ruta de los Borja
La ciudad de Gandia está considerada como uno de los centros de referencia dentro del itinerario turístico-cultural de la Ruta de los Borja que también componen València, Canals, Xàtiva, Albaida o Llombai. De hecho, Gandia es el ducado que Rodrigo de Borja compró al rey Fernando el Católico en 1485. Su huella permanece todavía indeleble en las calles y edificios de su centro histórico. Allí se encuentran la Seu, el Antiguo Hospital, la Universidad que fundó San Francisco de Borja, los conventos de Sant Roc y de Santa Clara, el Torreó del Pi o el Palacio Ducal, uno los edificios más importantes de la arquitectura civil valenciana. Este palacio es posiblemente el monumento borgiano más representativo. Allí nació Francisco de Borja en 1510 y vivió como IV Duque de Gandia. Es más, se conserva su habitación y la máscara mortuoria que se le realizó.

El Palacio Ducal ha sido construido, ampliado y restaurado a lo largo de siete siglos, por lo que en él están presentes vestigios del primitivo palacio gótico de los siglos XIV y XV, aportaciones renacentistas del XVI, transformaciones barrocas propias del XVII y XVIII y reconstrucciones neogóticas del XIX y del XX.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio