Los principales encantos de la ciudad del calzado

booked.net
booked.net

Elda invita al visitante a adentrarse en los senderos de sus enclaves naturales y a recorrer sus calles llenas de historia, a través de sus museos se puede conocer su patrimonio cultural

Rodeada de montañas y conocida por estar enclavada en un hermoso valle, son muchos los atractivos turísticos que hacen de Elda una ciudad diferente que vale la pena descubrir. Sus museos, sus fiestas, su casco urbano, sus singulares parajes y especialmente su calzado son sus principales señas de identidad.

Ubicada en el centro del valle al cual da nombre, rodeada de montes de mediana altitud, entre los que sobresale por su majestuosidad la Silla del Cid y surcado su término municipal por el cauce del río Vinalopó, este municipio es la cuna de la industria del calzado desde el siglo XIX. La especialización requerida por el mercado la ha convertido en centro de referencia en el sector de calzado de lujo y de alta calidad de señora. Multitud de fábricas y las grandes marcas nacionales e internacionales fabrican zapatos femeninos en Elda.

Hoy, en pleno siglo XXI, invita al visitante a adentrarse en los senderos del valle y a recorrer sus calles llenas de historia y vida comercial, en las que llaman la atención los escaparates donde poder elegir las mejores marcas de calzado. Pero además, visitar Elda es una oportunidad para disfrutar de su gastronomía rica y variada que fusiona lo mejor del mar y de la tierra, así como también es imprescindible recorrer su cultura a través de sus museos y su patrimonio cultural.

Por ello, hemos recogido los principales atractivos turísticos que no se puede perder cualquier visitante. Entre ellos, destacan el museo del calzado, el arqueológico y el etnológico, los tres muestran la historia y las raíces eldenses. El museo del calzado alberga las mejores colecciones de zapatos del mundo, con piezas originales desde el siglo XIV hasta la actualidad.

Por otra parte, entre su patrimonio histórico cuenta con varios monumentos declarados como Bienes de Interés Cultural, por ejemplo, su castillo-palacio, el yacimiento arqueológico El Monastil o la torre Atalaya de la Torreta. Todos ellos reflejan la esencia de las transformaciones históricas tratándose de los elementos más representativos.

Otra de las paradas fundamentales es en la conocida popularmente como Casa Colorá construida en las primeras décadas del siglo XX como «finca de recreo», situada en la orilla derecha del río Vinalopó forma parte del paisaje de esta localidad. Pero tampoco podemos olvidarnos de la Ermita de San Antón, la Iglesia de Santa Ana, el Teatro Castelar, el Casino Eldense o el Jardín de la Música.

Aunque si prefieres disfrutar de la naturaleza y recargar energía, es el momento de cambiar los zapatos made in Elda por un calzado deportivo y recorrer algunos de los senderos del valle. Cuenta con numerosos enclaves naturales, nueve montañas en concreto, en las que disfrutar al aire libre y desde las cuales se pueden contemplar unas vistas espectaculares. Para ello existen diversas rutas que puedes consultar en su web.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio