Dénia: Tradición histórica y creatividad gastronómica

booked.net
booked.net

El paso de la cultura ibera, romana, musulmana y cristiana aún puede respirarse en la capital de la Marina Alta

Dénia destaca por la presencia en su entorno de vestigios de diversas culturas como la ibera, romana, musulmana o cristiana. El centro histórico muestra ejemplos de esta herencia con edificios de especial interés como el Ayuntamiento, la Iglesia de La Asunción, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto o el Museo Etnológico. Siguiendo el camino del centro histórico se puede ascender hacia el Castillo y descubrir sus torres, muros y, por supuesto, el Museo Arqueológico.

El Castillo de Dénia

Esta fortificación de origen musulmán andalusí se remonta a los siglos X y XI. El castillo fue la residencia del gobernador de Madînat Daniya y fue en el siglo XI cuando alcanzó su estructura y diseño con el doble recinto de la alcazaba y el albacar y con arquitecturas de fortificación relevantes.

En la alcazaba está la Torre del Mig, el más significativo de los accesos al recinto. Datada en el siglo XI, esta torre tiene una notable calidad arquitectónica con dobles arcos de herradura y alfiz. También en la alcazaba está el Portal de la Vila, el ingreso más importante. Tras la conquista de Dénia por Jaume I en el año 1244, los espacios del recinto cambian de uso y acogen el palau, el Castell y la Vila. En el albacar, el recinto inferior, se instala, en el año 1308, la Vila de Dénia, mientras que la alcazaba, con el Palau Vell, se transforma en la ciudadela.

En la parte alta del Castillo está el Museo Arqueológico de Dénia, que cuenta con cuatro salas correspondientes a las épocas ibérica, romana, musulmana y cristiana. Destaca el balsamario que representa al Dios Mercurio (siglo II a.C), la colección de bronces islámicos o las cerámicas andalusíes de producción local o importadas.

Barrio de Les Roques

En el exterior, el barrio Les Roques sorprende por sus calles estrechas y casas de poca altura. Este barrio es la puerta de acceso del Castillo de Dénia, siendo una zona muy cercana al centro ciudad.

La Unesco declaró en 2015 a Dénia Ciudad Creativa de la Gastronomía.

La Unesco declaró en 2015 a Dénia Ciudad Creativa de la Gastronomía.

El centro histórico

Destaca en este barrio la calle Cavallers donde está el Museo Etnológico, la calle Loreto donde encontrar una amplia gama de bares y restaurantes, comercios, así como el Convento y la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, las calles Major y Sant Josep, el Ayuntamiento y la Iglesia de la Asunción en la Plaza de la Constitución, que fue remodelada en el año 2011. Este barrio se integra en la trama urbana de los siglos XVI y XVII y todavía conserva un interesante conjunto de casas construidas en las postrimetrías del S. XVIII y durante el S. XIX, siendo representativas de la riqueza y la burguesía que se creó alrededor del fenómeno de la pasa.

El museo del juguete

Este museo está en la primera planta del edificio que albergaba la antigua estación de tren de la línea Dénia-Carcaixent. El centro expone una amplia variedad de juguetes de la época y muestran la importancia que tuvo esta industria en la localidad a partir del año 1904.

En él podemos en encontrar juguetes de metal y, sobre todo, de madera caracterizan la producción juguetera de la época. Flotas de coches y aviones de pedales y otros ingenios con ruedas, hasta barcos de vela, carros, camiones son algunos de los juguetes que pueden verse y que reproducen a los grandes del transporte por tierra, cocinas de madera, juego de bolos o anillas,…

Ciudad creativa de la gastronomía

La restauración es uno de los sectores más fuertes en Dénia. No en vano la ciudad fue declarada Ciudad Creativa de la Gastronomía por la Unesco en 2015. Su variada oferta gastronómica local y los productos autóctonos que le proporciona la huerta alicantina y el mar Mediterráneo son uno de sus principales atractivos turísticos. Por ello, la gastronomía se ha erigido como uno de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad y que tiene entre sus elaboraciones más prestigiosas la gamba roja de Dénia y el inigualable «arròs a banda».

Entre otras especialidades culinarias que conjugan tradición y calidad, también destacan en este municipio platos como «espencat» (verdura asada: pimiento, tomate, berenjena, cebolla), «la llandeta», el «suquet de peix», los erizos de mar, el pulpo seco… Estos suculentos platos se pueden degustar en los más de 300 restaurantes de la ciudad, los cuales elaboran las más variadas recetas de la cocina local, nacional e internacional.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio