Benidorm, la Nueva York del Mediterráneo

booked.net
booked.net

La ciudad ofrece diversidad de opciones de ocio, entretenimiento y diversión así como propuestas culturales para disfrutar de exposiciones, música y talleres

Muchos de los hitos que se pueden contemplar dando un paseo por Benidorm tienen un componente histórico y cultural.

Si hablamos de turismo urbano, además, no podemos olvidar su espectacular skyline característico. En este sentido, Benidorm siempre ha presumido de ser una ciudad moderna en lo que a urbanismo se refiere. El Plan General de Ordenación Urbana de 1.956 permitió que aquel pueblo creciera a lo alto, dando lugar hoy al skyline más reconocido de toda España.

La construcción de edificios altos consume menos territorio y menos recursos que la construcción diseminada. Son necesarios menos kilómetros de asfalto y menor gasto para abastecer de los servicios básicos a los mismos, lo que supone un claro ejemplo de sostenibilidad en una ciudad que alberga además de sus ciudadanos, a miles de turistas.

Aunque los datos son cambiantes porque cada vez se hacen nuevos edificios, se puede decir que Benidorm es la tercera ciudad en concentración de edificios altos en Europa, tras Londres y Milán. Asimismo, en el país, Benidorm se sitúa tras Barcelona y Madrid en número total de rascacielos. En todo caso, si relacionamos el número de grandes edificios con la población de las ciudades, Benidorm se sitúa entre las de mayor índice en el mundo entero.

El skyline más reconocido de toda España.

Así, cada año turistas de todo el mundo vienen no solo alentados por sus playas y su envidiable clima, sino también por la gran variedad de entretenimiento y diversión que ofrece para todas las edades, con cuatro grandes parques temáticos, un teatro restaurante que ofrece espectáculos internacionales, una gran oferta en restauración con comida internacional y típica de la zona y una variada oferta de ocio.

Benidorm cultural

Además, este verano Benidorm acoge diversidad de opciones culturales, de esta forma, se puede observar una clara apuesta por la cultura segura. Por tanto, puedes recorrer la ciudad visitando la exposición “Galaxia Hung” del polifacético artista taiwanés Hung Yi, 14 esculturas inspiradas en la tradición cultural de este país del mar de la China instaladas en la vía pública que te sorprenderá por la originalidad de cada una de ellas.

Concretamente, cuatro de las piezas lucen en la plaza de la Hispanidad, dos en la calle Gambo, seis en la avenida del Mediterráneo y dos más en la plaza de Sus Majestades los Reyes de España, en la explanada del Ayuntamiento.

Asimismo, otra exposición que puedes ver es la de “Hecho para durar”, firmada por el fotógrafo Valiente Verde con la que Benidorm reconoce la resistencia y el esfuerzo desplegados por el tejido productivo local en un año muy duro marcado por la pandemia, puede verse en los Espais d’Art Urbà Els Tolls, El Carrasco y Ponent.

En julio, llegó al Museo Boca del Calvari la exposición titulada “El turista accidental”, que recoge fotografías de Cristina de Middel, María Moldes y Martin Parr. La muestra expresa el turismo de masas y su repercusión en el paisaje urbano de Benidorm y en quienes residen en la ciudad.

Y si quieres disfrutar de la música, la magia y los cuentos puedes consultar la variada programación que ofrece para las noches de verano l’Hort de Colón, con talleres y conciertos en directo.

Por otra parte, del 29 de julio al 1 de septiembre se puede visitar en la primera línea de la playa de Levante (avenida de Europa) la muestra itinerante “Picasso. El viaje del Guernica”. Se trata de un espacio expositivo desmontable de más de doscientos metros cuadrados que se puede visitar de lunes a domingo, de 11 a 14 y de 18 a 24 horas.

El Balcón del Mediterráneo es uno de los imprescindibles.

 

Perderte por el casco antiguo

Recorrer las callejuelas del Casco Antiguo, situado sobre la Punta Canfali y núcleo del antiguo pueblo de pescadores, es una de las mejores cosas que hacer en Benidorm.

Una ruta por este barrio puede empezar buscando un mapa en la oficina de turismo de la Plaza Canalejas y continuar con la visita a la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, la más antigua de la ciudad y en la que se encuentra la querida imagen de la Virgen del Sufragio.

Al salir de la iglesia puedes acercarte al mirador de Sant Jaume con vistas a la Playa de Levante y subir a la Plaza Castelar que tiene una gran ancla y vistas a la playa de Poniente.

Pero sin duda, el Balcón del Mediterráneo o Mirador del castillo, al que se llega por una bonita escalinata desde la plaza del castillo, es el lugar más emblemático que ver en Benidorm. Desde esta construcción realizada en piedra blanca disfrutarás de unas increíbles vistas panorámicas del skyline de la ciudad, de las playas y del mar Mediterráneo, además de ser un lugar perfecto para ver el amanecer y el atardecer.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio