Bellreguard

booked.net
booked.net

Bellreguard trabaja durante todo el año para mantener la reputación de su costa, galardonada con la Bandera Azul y la Q Turística

Bellreguard se ubica en un enclave en el centro de un rellano aluvial de La Laguna, entre las estribaciones de la Sierra Gallinera, el margen derecho del río Serpis y el Mar Mediterráneo.

El municipio está formado por dos núcleos de población importantes: el pueblo, situado entre los municipios de Gandia y Oliva; y la Playa de Bellreguard, fachada marítima del término municipal, hoy totalmente urbanizada, y que en la época estival hace que se duplique la población del municipio.

La playa de Bellreguard ha sido galardonada con la Bandera Azul durante cinco años consecutivos, una distinción se otorga a las playas que trabajan para conseguir un entorno más limpio y más sostenible. Además, la playa de Bellreguard también ha obtenido durante cuatro años consecutivos la Q Turística de calidad turística, un galardón que califica todos los aspectos del destino: la calidad de la arena y el agua del mar y los servicios que ofrece la playa como parques infantiles, oficina de turismo, instalaciones, etc.

Por otra parte, la Dirección General de Calidad Ambiental de la Generalitat Valenciana le ha otorgado a lo largo de cada semana de verano (desde el año 2004) la calificación de cinco parasoles, la máxima que se puede obtener, por la calidad del agua, la limpieza de la arena, la limpieza de los espacios alrededor de la playa y los servicios ofrecidos a los usuarios.

Se trata de una playa de arena fina y de aguas limpias, con 800 metros de costa. La playa de Bellreguard está situada dentro de la comarca de la Safor, a sur de la provincia de Valencia, y a tan solo 5 kilómetros de la capital de la comarca (Gandia). La playa cuenta con unos servicios equiparables a los de las grandes playas, pero con la calidez y cercanía que ofrece una población pequeña.

 

Los alrededores

El visitante podrá completar su visita a la playa de Bellreguard descubriendo monumentos y parajes de gran belleza. A unos pocos kilómetros de Bellreguard podrán encontrar monumentos como el Palacio de los Borja en Gandia, el Monasterio de San Jerónimo en Alfauir o el Monasterio de Santa Maria en Simat de la Valldigna, además de parajes naturales como las dunas en la playa de Gandia, el Marjal Pego-Oliva o la montaña Montdúver.

 

Fiestas
Las fiestas patronales de Bellreguard empiezan hacia finales del mes de septiembre. Estas fiestas se celebran en honor al patrón del pueblo, San Miquel los vecinos de las calles de Sant Miquel, San Antonio y de San Francisco las continúan conmemorando con el tradicional reparto de pan bendecido traído por las jóvenes de la localidad, vestidas con el típico traje de valenciana.

Las fiestas de Bellreguard, además, dedican cada uno de sus días de fiesta a un motivo diferente: la fiesta de los jubilados y pensionistas, el día de San Miquel (patrón de Bellreguard), la fiesta del santísimo Cristo de la Misericordia, la fiesta de los jóvenes y la fiesta de los Santos de la Piedra y los Moros y Cristianos.

Además, todas las fiestas están animadas con actividades diurnas y orquesta nocturna para toda la población y visitantes.

Por último, también hay actos tradicionales como el concierto de “Dolçainers i Tabaleters”, conciertos de bandas de música, pasacalles, cenas en la calle, despertás, procesiones en honor al patrón, concursos deportivos… Algo muy típico en todas las poblaciones valencianas son los castillos de fuegos artificiales por las noches después de las procesiones.

 

Gastronomía
El «figatell», un plato que suele tomarse en los aperitivos, es una pasta de hígado, tocino y especias, envuelta en redaños de cerdo y asada a la plancha. Es el plato más característico de Bellreguard.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio