Almanara, un destino que merece la pena

La playa Casablanca es el buque insignia de la localidad

booked.net
booked.net

La localidad posee más de tres kilómetros de litoral virgen junto a una riqueza innegable de flora autóctona

La playa Casablanca de Almenara se ha convertido con el paso de los años en el buque insignia de la localidad. Almenara cuenta con más de tres kilómetros de litoral totalmente virgen y una riqueza innegable de flora autóctona, aunque el gran atractivo reside en la playa Casablanca, que lleva desde el 2004 de forma ininterrumpida consiguiendo el distintivo de Bandera Azul en virtud de la calidad de sus aguas, accesos, condiciones ambientales y numerosos servicios.

En esta magnífica extensión de playa libre de diques y escolleras, cuyas tranquilas aguas están en continuo movimiento y se mantienen limpias y transparentes, se halla uno de los cordones dunares mejor conservados de la provincia de Castellón, destacando en algunos plantas endémicas muy infrecuentes y la importante nidificación del chorlitejo patinegro. Sin duda, la playa Casablanca reúne las mejores condiciones para optar, entre otros, a un turismo familiar que busca tranquilidad y un destino que ofrece la posibilidad de caminar por espacios atractivos, como el paseo marítimo que se adentra en la zona virgen.

Además, el municipio también ha logrado este año el distintivo de Sendero Azul para la ruta Casablanca 6.000 pasos, un galardón que se obtuvo por primera vez en el año 2013 y que se ha revalidado en los últimos siete ejercicios.

Rico patrimonio

Al rico patrimonio natural local se le suma la marjal. Se trata de un humedal que ocupa una franja de 1.486,76 hectáreas paralela a la costa mediterránea, repartida entre los municipios castellonenses de Almenara, Moncofa, Xilxes y la Llosa, y el municipio valenciano de Sagunto. Dentro de la marjal en la localidad se encuentra Els Estanys, una extensa laguna de agua dulce, a medio camino entre el pueblo y la playa Casablanca, proveniente de río Palancia y la Serra d’Espadà, formando parte de una Microrreserva de Flora y del Lugar de Interés Comunitario (LIC).

En esta zona, la biodiversidad animal es muy elevada: moluscos, peces y anfibios, y una ornitofauna con una gran cantidad de aves catalogadas. También cabe destacar la variedad vegetal: la sumergida, la flotante y la de las riberas. Últimamente, además, se han encontrado importantes yacimientos con restos paleontológicos: íberos, griegos y romanos.

Por otro lado, Almenara cuenta con otros encantos como su castillo, construido por los árabes sobre los restos de un poblado ibérico, y que está declarado Bien de Interés Cultural. Actualmente se conservan restos de las tres líneas de muralla y dos torres, llamadas l’Agüelet y l’Agüeleta. Por su área geográfica también se pueden contemplar restos de murallas cristianas del siglo XIV, que recientemente fueron restauradas. El Museu Molí d’Arrós, la iglesia parroquial de los Santos Juanes o la creueta, son otros ejemplos del patrimonio de la localidad.

Economía local

Los cultivos de verano en la parte baja del término municipal, en la conocida zona de marjal, cuentan con gran importancia por la calidad de sus frutas, como el meló de marjal. También cuenta con una zona de cultivos de naranjas, aunque desde hace unos años la industria se ha hecho un hueco en esta localidad, un factor que ha sido determinante para la economía local. Sus excelentes comunicaciones han sido clave en el interés de los inversores.

Fiestas y eventos

Sus fiestas patronales se celebran en el mes de septiembre, fiestas que son dedicadas a la Mare de Déu del Bon Succés y Sant Roc. En agosto celebran las fiestas en la playa y también están las fiestas del barrio Dalt de la Muralla. La festividad de Sant Antoni en enero, así como el Carnestoltes, son eventos muy multitudinarios.

Cultura

Almenara es un referente a nivel cultural, ya que desde hace unas tres décadas cuenta con una programación cultural que está muy arraigada entre sus vecinos. Cuenta con una magnífica banda de música, grupo de danza y grupo de teatro, así como su emblemático auditorio Vicente Casanova.

Dónde comer y dónde dormir

Almenara goza de una rica y variada gastronomía mediterránea, en la que productos frescos como el pescado, marisco y el arroz son elementos indispensables. Su plato estrella es la paella, pero además se elaboran diferentes arroces como el arroz a banda, arroz negro o el all i pebre, plato de la zona realizado con excelentes anguilas de la marjal. En cuanto a postres, además de las frutas que ofrece su tierra, destaca la coca tapà de almendra. Todo ello se puede degustar en restaurantes como El Gat Negre, El Cau, Nou Mosset o Racó de Canya.

Finalmente, para alojarse en la localidad una de las mejores opciones son los alquileres de apartamentos como el que ofrece RealRent Vistabella.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio