Alcossebre tiene 12 km de calas en la Serra d’Irta

booked.net
booked.net

El amplísimo litoral en el parque natural cuenta con  diversas playas en un entorno de gran riqueza aisajística

En el amplio litoral que posee Alcalà de Xivert-Alcossebre, con más de 10 kilómetros de costa en pleno Parque Natural de la Serra d’Irta,  hay varias playas y, por su diversidad y tipología, reúnen todas las condiciones para que el visitante pueda elegir la que más se adapte a sus preferencias. Así, tiene a su disposición desde las pequeñas calas solitarias hasta las grandes playas dotadas de todos los equipamientos y servicios necesarios y galardonadas con los certificados de Calidad y Medio Ambiente ISO 9001 e ISO 14001.

El núcleo de Alcossebre dispone de cuatro playas con Bandera Azul. Su privilegiada situación, en las estribaciones de la Serra d’Irta, las convierte en pequeños paraísos terrenales en los que confluyen mar y montaña. Este valor ecológico les confiere un factor diferencial del que carecen la mayoría de playas de la costa española y sitúa al municipio en una opción más que recomendable a la hora de decidir el destino de vacaciones idóneo.

Rutas turísticas

La Concejalía de Turismo de Alcalà-Alcossebre diseña cada año un interesante programa de actividades turísticas. Una ruta senderista, desde la Cala Blanca, en la que los participantes tienen ocasión de descubrir plantas con propiedades, es una de las destacadas. El calendario prosigue con un sinfín de propuestas que van desde el senderismo fotográfico, con encuentros para ir a la caza de puestas de sol, rutas teatralizadas enfocadas especialmente al turismo familiar, experiencias gastronómicas que incluyen visitas a los campos donde se cultiva la afamada tomata de penjar, hasta el cicloturismo histórico en inglés o el senderismo micológico. Cualquiera de las actividades son una excelente excusa para recorrer y conocer el extenso y diverso patrimonio natural del término municipal, con visitas a lugares emblemáticos del Parque Natural de la Serra d’Irta y a sus recursos monumentales, como el Castillo de Xivert o la ermita de Santa Lucía.

El programa también propone visitas guiadas al núcleo Alcalà de Xivert con la ruta La Herencia del Temple, un apasionante paseo cultural por la historia del municipio a través de los vestigios templarios que lleva a conocer mejor la iglesia barroca, el campanario, las casas modernistas o el documento tallado en la roca más antiguo de la ciudad templaria.

Las visitas se llevan a cabo, en distintos horarios, todos los miércoles y domingos de los meses de julio y agostos.

Con el fin de coordinar las actividades y aplicar las medidas de prevención necesarias se requiere inscripción previa que podrá formalizarse en la Oficina de Turismo de la localidad. Los precios son unitarios; 5 euros para adultos y 3 euros para jubilados, familias numerosas y niños.

En la misma oficina turística y en dependencias municipales hay, a disposición del público, folletos con información detallada de todas las actividades que se organizan cada verano. El material turístico también puede descargarse a través de las webs municipales.

Lugares de interés

Con menos de 7.000 habitantes censados y una superficie próxima a los 170 kilómetros cuadrados, en la que se alternan los paisajes de interior y costa, Alcalà de Xivert-Alcossebre carece de la masificación de otros destinos turísticos. Así, al llegar a Alcalà, ya sea en tren o por carretera, capta la atención su monumental Torre Campanario que, con más de 68 metros de altura, se erige en el corazón del casco urbano junto a la iglesia de San Juan Bautista. De estilo barroco clasicista valenciano, la torre fue construida en el siglo XVIII. No es la única joya del patrimonio religioso del municipio; una visita al museo parroquial permitirá admirar una valiosa colección de obras pictóricas y piezas de orfebrería.

 

Otro monumento de especial relevancia es el Castillo de Xivert, que se alza en plena Sierra de Irta y que fue, en sus orígenes, una fortificación islámica, remodelada, siglos más tarde, bajo la administración, primero, de la Orden del Temple, y, posteriormente, de la Orden de Montesa. Durante la Guerra de las Germanías, el castillo fue quemado y arrasado, pero aun conserva elementos arquitectónicos y está catalogado de Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Nacional.

Los templarios dejaron su huella en la población, pero no fueron los únicos. Dispersos por todo el término municipal existen numerosos hallazgos arqueológicos de distintas épocas y civilizaciones. En este sentido, destacan los vestigios encontrados en la Cova dels Diablets, la Cova de la Torrera, los aledaños de la ermita de Santa Llúcia, los poblados íberos de El Palau y El Tossalet, en el Corral de Royo, Pulpis, Irta y Xivert; en Regalfarí, y en Capicorb, Palaba y Alcossebre. Destaca, por importancia y antigüedad (entre los siglos VI-V aC), el yacimiento de la necrópolis ibérica de La Solivella, descubierto de forma fortuita en la década de los 60.

También son lugares de recomendada visita, entre otros, la capilla de la Virgen de los Desamparados, el edificio renacentista de la Casa de la Cultura y la barroca ermita del Calvario.

En cuanto a Alcossebre es un núcleo de población perteneciente, junto con Capicorp y Las Fuentes, al municipio de Alcalà de Xivert. Consta de diez kilómetros de costa repartidos en cinco playas (Carregador, la Romana, la del Moro , la de Manyetes o Tropicana y la de Las Fuentes) y diversas calas vírgenes. La playa de las Fuentes, además, tiene una peculiariad, ya que cuenta con manantiales de agua dulce de gran valor ecológico.

Gastronomía

En la oferta turística y cultural la gastronomía es un valor añadido y que sitúa a Alcalà de Xivert-Alcossebre como un destino privilegiado en el que, además de poder disfrutar de actividades al aire libre y del descanso, con todas las medidas que conlleva el excepcional escenario de crisis sanitaria, existe la posibilidad de saborear la tomata de penjar, una variedad tradicional que se cultiva desde hace más de un siglo en el municipio, o la típica olla gaspatxera, entre otros.

Deporte y ocio

En Alcalà-Alcossebre también han pensado en aquellos que, además de disfrutar de las playas y conocer el patrimonio de la zona, deseen mantenerse en forma y, para ello, la Concejalía de Deportes prepara una campaña deportiva de verano para todos los gustos.  Así, en la piscina municipal, vecinos y visitantes puedenrealizar clases de natación, mantenimiento y aquaeróbic para personas con edades a partir de los 16 años y para mayores de 60 años. Y, desde el 1 de julio al 28 de agosto, hay clases de aeróbic y bailes latinos en la plaza La Mola y de taichí y yoga en la playa Romana.

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio