Ador

booked.net
booked.net

El balcón de la Safor

Ador es un pequeño municipio de la provincia de Valencia que en la actualidad no alcanza los 2.000 habitantes. Se encuentra dentro de la comarca de la Safor, situado a 76 kilómetros de la capital provincial y a tan solo siete del municipio costero de Gandia, pese a ser un municipio de interior. De ahí nace el nombre por el que es conocido, el Balcón de la Safor. Desde el punto más alto del municipio se puede ver, a modo de balcón, una panorámica perfecta de toda la comarca de la Safor y su famoso litoral.

Se trata de una zona montañosa en la que se puede realizar alpinismo. Y es que, el municipio se encuentra en medio del Valle del Serpis y la Sierra de Ador. Por él pasan los ríos Serpos y Vernisa. Los picos más altos son Peña Roja y Castellarets. Cuenta con un gran paisaje en el que predominan los campos de pino y de naranjo. Es, precisamente, este producto el principal sustento económico de la zona.

Riqueza patrimonial

Su principal monumento es la Iglesia de la Virgen de Loreto. Fue remodelada en el siglo XVIII, aunque conserva el encanto con el que fue construida, especialmente, con la conservación de su retablo principal.

Sus fiestas patronales se celebran la tercera semana de agosto en honor a la Virgen de Loreto y al Cristo del Amparo. Es recomendable asistir a Ador durante sus fiestas de Moros y Cristianos, que tiene lugar el primer fin de semana de agosto. Es una de las más famosas de la comarca y seguro que se podrá volver a disfrutar en las próximas ediciones.

En el plano cultural se pueden diferenciar tres culturas que dotan al municipio de su identidad actual y lo convierte en unos de los más ricos de la comarca, culturalmente hablando. 

  • Ador romano. Los restos arqueológico de esta época son de los más importantes de la comarca. Fueron encontrados en la partida de Raconch en el Pla de l’Alfàs y aportan un material de gran valor para el estudio de este periodo en la zona, así como una gran cantidad de objetos que constatan la existencia de una mansión con un sistema de calefacción muy especial para su época.
  • Ador árabe. El topónimo de Ador parece ser de origen musulmán y significa “tanda de reg”. Ador pertenecía en estos tiempos al reino de Dènia, en el que el castillo cuenta con un sistema de regadío muy singular que todavia se utiliza, a pesar de la implantación de nuevos sistemas más modernos. Crearon una huerta muy rica a la que le siguieron la industria de la seda y la caña de azúcar.  Una muestra de la existencia de esta etapa en la historia del municipio ha sido la multitud de restos de origen árabe encontrados en el castillo. Los barrios de “El Raval” y “El barri” formaban la antigua población árabe, lo que es hoy en día la parte más alta de la población de Ador.
  • Ador cristiano. El Reino de Dènia al cual pertenecía la comarca de la Safor en tiempos árabes fue conquistado por Jaume I, por lo que Ador fue repoblada por cristianos de forma inmediata, como demuestra la historia recogida en el “Llibre del Repartiment”.

En la actualidad, Ador es un municipio en clara progresión con un importante desarrollo en infraestructuras que permiten disfrutar de Ador y todas sus vistas de una forma más segura, más eficiente y mucho más accesible. 

¿Qué te apetece hacer?

Descubre nuestros destacados en alojamientos, gastronomía, deporte y cultura del municipio